>>>Inicio\Historia\ Historia y Arte\Claustro y jardín
HISTORIA Y ARTE

Ayuda e información

Amigos de El Paular

Documentos Monásticos

El Paular

La Comunidad les invita a visitar el Monasterio

Claustro y jardín

Detalle del techo en la galería de acceso al claustro

Desde el atrio de la iglesia, a través de una magnífica portada del más logrado gótico florido de la escuela burgalesa, se pasa al claustro de la "monjía" atravesando una galería de nervadura gotico-trapezoidal que da acceso al claustro soli meruere beati.


Claustro, ala norte

Este claustro, de un delicado gótico flamígero, forma un armonioso conjunto de cuatro galerías de 45 metros de largo, a las que se abren las puertas de las antiguas celdas o "casitas" cartujanas, así como un delicioso jardín-cementerio desde el que todavía se ven las chimeneas en ladrillo de las mismas. El conjunto está bastante bien restaurado y fue construido entre 1484 y 1486 por Juan Guas. El interior, realizado en 1714, forma un todo compacto de cuatro galerías, de tracería sobriamente elegante y variada, con ventanales al jardín, actualmente emplomados y cerrados (por razones climatológicas muy comprensibles) con una excelente carpintería de pino rematada co finos herrajes (desaparecidos en parte). Hasta 1836, los muros interiores estaban tapizados por 54 lienzos de gran tamaño (3,45 x 3,15 m), debidos al pintor florentino hispanizante Vicente Carducho (1576-1638). Lon pintó entre 1626 y 1632 por encargo de dom Juan de Baeza (+ 1641), prior de El Paular, que facilitó al artista una detallada nota explicativa sobre los temas que debía representar. En la actualidad, estos lienzos que fueron cedidos en depósito a diferentes museos, han sido de nuevo reunidos para su reposición en el lugar para el que fueron pensados, una vez finalicen las obras de acondicionamiento del claustro.

 


Claustro, ala oeste

Su parte exterior forma un conjunto gotico-mudejar de gran calidad: cornisas, gárgolas, pináculos, granadas isabelinas y los aljimeces típicos del mudéjar español en forma de uña. Todo ello revela la época isabelina en la que trabajaba Juan Guas, a quien un mandato de Isabel la Católica ordenándole que se trasladara a Toledo para iniciar la construcción de San Juan de los Reyes le impidió culminar su obra en El Paular, que finalizarían los Colonia de Burgos. Cabe reseñar la riqueza ornamental de este jardín, que engloba en una visión única el templete octogonal (s. XVII), son su típica ornamentación horológica de Martín Galíndez (1627); la esbelta crus renacentista del Humilladero, erigida sobre cinco escalones poligonales, que preside la zona cementerial; el sacófago del obispo de Segovia don Melchor Moscoso y Sandoval, consagrante de la iglesia de El Paular (11 de julio de 1629) y que murió en el monasterio como cartujo rn 1632, y al fondo la atrevida torre de Ventura Rodríguez, construida sobre un plano de 1.200 m de altitud, que parece un reto a las crestas del cercano Peñalara, reto que se ha traducido en tres incendios de la misma provocados por las tormentas: el día de Santo Domingo de 1704, el año 1909 y el 18 de junio de 1968, aunque ya está sólidamente restaurada. Los contrafuertes góticos, las graciosas gárgolas y la perfección de los pináculos, así como la bella simetría del conjunto, hacen de este claustro una obra muy estimable del gótico flamígero más puro.


Panorámica del jardín del claustro
Pueden contemplarse los dos templetes, octogonal el del centro, cuadrangular sobre columnas el de la derecha, y su gran profusión de gárgolas y pináculos.

Vista del jardín desde el cementerio





Real Monasterio de Santa María de El Paular © 2009 monasteriopaular.com - contactar

¿Te gusta la web?, ¿necesitas una?, si estás interesado manda un e-mail a la siguiente dirección joemadriz@hotmail.com